Como ser elegante al vestir

Ropa de calle

Como te gusta comprar y conservar las cosas durante años, los tejidos y el diseño de calidad son importantes para ti. Como perfeccionista y pensador lógico, te sentirás incómodo si llevas un top con costuras torcidas o que se deshaga después de una temporada. Eres una persona meticulosa, y si tu ropa no lo refleja, envía el mensaje equivocado. No sólo respetas el esfuerzo y la experiencia que conlleva un trabajo bien hecho, como demuestra la ropa que adquieres, sino que también valoras tu tiempo, y tener que reemplazar regularmente los artículos de baja calidad es un inconveniente. Esto significa que es más probable que elijas piezas de inversión duraderas, que es una de las razones por las que tienes un estilo minimalista. Consideras que lo que algunos consideran restringido es productivo y de alta calidad, y estás dispuesto a pagar el precio completo por la pieza perfecta. Los colores sólidos son fáciles de mezclar y combinar, tienen una apariencia sin fisuras y pueden usarse repetidamente sin llamar la atención sobre tu vestuario cuidadosamente elegido. Llevar colores sólidos reduce la cantidad de estímulos en tu entorno. Llevar colores sólidos puede ayudarte a equilibrar el caos en tu cuerpo y en tu armario cuando no puedes controlar el caos que te rodea.

Cómo vestir de forma sofisticada y con clase

Hay muchas leyes en la vida. Algunas, en cambio, están ahí para ayudar. Las leyes que rigen cómo vestir bien, por ejemplo. Por supuesto, cualquier hombre o mujer que opine sobre estas cuestiones lo hace basándose en su experiencia personal, y lo que funciona para una persona puede no funcionar para otra; o lo que funciona para una persona puede ser considerado demasiado pedestre o demasiado vanguardista por otra. En consecuencia, siempre hay que tomarlas al pie de la letra a la hora de vestir. Son sólo ideas, no la última palabra sobre la moda.
En los momentos de incertidumbre y duda, tener una valiosa posición de respaldo que se abre paso entre el desorden puede ayudar. A medida que la moda masculina se vuelve más rica y diversa, más aventurera y abundante, más consciente de las tendencias, puede ser útil tener una valiosa posición de respaldo que se abre paso entre el desorden.
Estas “leyes” suelen basarse en la tradición: han funcionado durante siglos, así que es probable que también funcionen hoy. Y suelen basarse en lo obvio, que a menudo se pasa por alto: la preferencia por el buen ajuste, la alta calidad, la versatilidad, el buen valor, evitar los extremos y mantener las cosas simples.

Ver más

2. No compres ni te quedes con algo que no se adapte a tus necesidades.

Cómo estar elegante y con clase a los 50

Es normal guardar las cosas que ya no te sientan bien con la esperanza de que algún día lo hagan. Tampoco es raro comprar algo en una talla más pequeña como premio a la pérdida de peso o porque está de oferta y no tienen tu talla normal. Por otro lado, aferrarse a esas prendas que no puedes usar físicamente es una de las peores cosas que puedes hacer si estás intentando adelgazar tu armario. Sé sincero y racional contigo mismo. Es hora de vender o donar lo que no te sirve.
7. Evita ir de compras caras.
Siempre nos encontramos en un bache de estilo, con la sensación de que despreciamos todo lo que hay en nuestro armario y tenemos poco que ponernos. Cuando esto ocurre, solemos darnos un atracón de compras y acabamos malgastando mucho dinero en piezas de tendencia que acaban guardadas en nuestros armarios durante años, sin llegar a usarse. Permitir que se llegue a este punto no es una buena idea. En lugar de eso, mantén un ojo abierto durante todo el año para las piezas que necesitas y haz una lista de las que no tienes cuando te des cuenta. En lugar de volver a la casilla de salida cada pocos meses, piensa en ello como una fase continua y cambiante. Permitirse comprar una pieza muy bonita al mes, en lugar de dos grandes compras al año, daría como resultado, casi con toda seguridad, unas compras mucho más meditadas y, como resultado, un armario mucho más a la moda. 8. Haz un esfuerzo por conocer nuevas marcas. Otro factor por el que nos vemos atrapados en la rutina del estilo es porque nos volvemos adictos y nos sentimos cómodos en algunas tiendas. Está bien tener unas cuantas marcas en las que confíes y que sepas que te van a durar, pero todavía hay marcas nuevas y emocionantes en el mercado que esperan ser descubiertas. Siga experimentando durante todo el año, desde las marcas de diseño de alta gama hasta las más asequibles de gama media. Así conseguirás algunos hallazgos realmente únicos y modernos (que, además, nadie más tiene).

Moda gótica

La mejor manera de exudar belleza a cualquier persona con la que te encuentres es mantenerte erguida y segura de ti misma. Estar erguida, con los hombros hacia atrás y la cabeza recta es una postura saludable. Al principio puede resultar incómodo (admitámoslo, solemos estar encorvados sobre nuestros teléfonos), pero con la práctica se convierte en algo natural.
El consejo de mi quiropráctico: Considera la posibilidad de utilizar un escritorio de pie. Te ayudan a mejorar tu postura cuando te encorvas o te estiras demasiado al mirar hacia abajo o hacia arriba en los ordenadores. Mantén el contacto visual con tus cámaras. Este es el escritorio de pie que estoy usando ahora, ¡y es fantástico!
Fingir confianza es la mejor manera de CONSEGUIR CONFIANZA, aunque no te des cuenta. En serio, es la clave que todos los que tienen fe en sí mismos conocen y de la que siguen dependiendo. A menudo, la confianza es la belleza. Mantenerse erguido infunde fe en ti.
La elegancia emana sobre todo del interior, pero también puede verse en el exterior. Cuanto más bien vestida estés, más se fijará la gente en ti. Recorta esas puntas abiertas, hazte un corte de pelo favorecedor y cuida tu cabello yendo a la peluquería.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad